“El futuro de la Universidad, cuando el futuro es hoy”

Dr. Miguel de Castilla

Lic. Adolfo Rosales Medina 

publicaciones@upoli.edu.ni

Las Universidades son entidades de carácter histórico en relación dialéctica con las sociedades a que pertenecen; el perfil del nivel de desarrollo de los Modelos Académicos Universitarios va a ser diferente según cada universidad, y de igual manera serán iguales o parecidos a su entorno social.

Esto explica porqué las relaciones de continuidad entre los productos de la investigación y las actividades de docencia y de vinculación con el entorno en el interior de los Modelos Académicos, en la práctica histórico-social, no se dan de manera diáfana y sin tropiezos.

Fueron parte de las reflexiones con las que inicio el Secretario Permanente de la Comisión Nicaragüense de Cooperación con la UNESCO, Dr. Miguel de Castilla, invitado a dictar la Lección Inaugural 2019 de la Universidad Politécnica de Nicaragua, UPOLI.

Destacó en su conferencia que en la actualidad es común escuchar el desaliento de los investigadores universitarios porque los resultados de sus esfuerzos investigativos, la mayoría de las veces se quedan en las estanterías o en las gavetas de los escritorios sin publicarse, ni debatirse, ni mucho menos convertirse en temas de estudio en las salas de clase o aplicarse en la solución de los problemas de la economía y la sociedad.

Dijo que las consecuencias del desencuentro de la investigación respecto a las otras funciones universitarias, es posible observarlas, tanto en las relaciones internas de la institución universitaria, como en las relaciones externas de ésta con su entorno económico y social.

“Respecto a las relaciones en el interior de las Universidades hay ruptura y separación entre las ciencias y las humanidades y entre las ciencias que se enseñan en el aula de clases y las ciencias de las cuales parten los investigadores en los procesos investigativos particulares, de igual forma, a lo interno de las universidades es posible observar la brecha en las relaciones entre profesores e investigadores de una misma área, disciplina, carrera, Departamento o de una misma Facultad”.

Referente a las relaciones de la Universidad con los sectores económicos y sociales dijo que  la situación de separación y ruptura es igual. Hay desencuentro entre las carreras que ofrecen las Universidades y las demandas del mercado; o entre las carreras, las investigaciones y la vinculación social y las necesidades de la población en situación de pobreza, los sectores productivos y los procesos de modernización del aparato estatal.

Destacó que el Modelo Académico Universitario es un conjunto homogéneo e integral, en el que sus partes interactúan, se enriquecen y potencian camino a construir sinergias y ofrecer respuestas a las demandas de los sectores productivos, sociales y gubernamentales.

“En esta matriz de relaciones y en la cotidianeidad institucional, es que se forja la pertinencia social de las universidades respecto a los pedidos de su entorno. Obviamente, cuando debido a diferentes factores exógenos y endógenos ese conjunto se fractura o desequilibra, sus partes se debilitan y no cumplen de manera óptima sus papeles, provocando crisis en el interior del Modelo Académico y en las relaciones de doble vía entre éste y su entorno económico y social”.

Afirmó que el Modelo Académico Universitario integrado como sistema y proceso no se produce y reproduce en el vacío, por el contrario guarda múltiples relaciones con el entorno social en que la universidad está situada. La relación de las Universidades a través de su Modelo Académico con la vida social, es de doble vía, la sociedad presenta a las instituciones universitarias sus demandas de conocimientos, recursos humanos y acciones de desarrollo y la Universidad responde con resultados de investigación, oferta de carreras y acciones de proyección social o extensión cultural.

El doctor Miguel de Castilla afirmó que en la actualidad en las sociedades capitalistas altamente desarrolladas del Norte de América, Europa y Asia, y en las sociedades capitalistas del Tercer Mundo de mayor tamaño y desarrollo más dinámico (Brasil, México y Argentina, por ejemplo), las causas que provocan la necesidad del cambio de las estructuras y modelos académicos universitarios, están directamente asociadas con las exigencias y demandas del acelerado proceso de crecimiento de la producción, de la Revolución Científica y Técnica. Por ello es que en estas sociedades, el debate está centrado en el tránsito de lo mono y multidisciplinar a lo transdisciplinar; en la vinculación de las actividades de la investigación y la enseñanza con las empresas industriales; en la sustitución de la antigua manera de gerenciar universidades, abierta, democrática y participativa, por un nuevo estilo orientado a la planificación estratégica, la eficiencia y la rentabilidad empresarial y la transformación del perfil etario de la matrícula, el aprovechamiento de las TICs, camino a convertir a las Universidades para adolescentes y jóvenes, en universidades de educación permanente y universidades virtuales o de educación a distancia.

Caso contrario, explicó que en las sociedades capitalistas de menor desarrollo, como la mayoría de América Latina y el Caribe, las causas que provocan la necesidad del cambio de las estructuras y modelos académicos universitarios, tienen su origen en el neoliberalismo. Los temas del debate en las universidades de estos países están ligados a la diversificación y ampliación de las fuentes de financiamiento; a la calidad y pertinencia de los procesos   universitarios, a la institucionalización de sistemas de evaluación y acreditación universitaria, a la promoción de las nuevas TICs y  su vinculación con el sector empresarial privado, todos encaminados a sentar las bases y crear las condiciones objetivas y subjetivas, con el fin de aminorar y eventualmente a eliminar, la responsabilidad del Estado respecto al financiamiento de las Universidades Públicas y de ampliar la cantidad de Universidades privadas.

“El conocimiento por el conocimiento, como producto de la curiosidad aislada de eruditos y autodidactas, sin finalidad, ni propósito prácticos, para esta concepción, ya no tiene sentido. De ahora en adelante, el conocimiento deberá estar precedido de un problema o una necesidad que demanda ser satisfecha, sea en las organizaciones empresariales, gobierno o  en la vida social de las comunidades”, afirmó el Dr. Miguel de Castilla en su Conferencia Magistral.

Fecha: 29/04/2019

Siguenos en Facebook

Otras Noticias Leer más noticias

Congreso brindará pautas e insumos para continuar mejorando la Educación Superior
UPOLI da un paso más en su proceso de calidad y acreditación
Imposición de cofia significa una nueva responsabilidad
Presentan investigación sobre ética docente en jornada científica
UPOLI inaugura nuevas obras de infraestructura
UPOLI celebra 450 años de la traducción de la Biblia al castellano
Actualizado - 14/10/2019